domingo, 4 de noviembre de 2012

Mi amigo Otis

Otis es el perro de Jesús,
que tiene su consulta de masajes al ladito de nuestra casa. 

Para que no esté solo Jesús lo trae con él a la consulta,
situada en unos soportales,
y por eso vemos a Otis tan a menudo que nos hicimos amigos. 


Algunas tardes Aldabra y yo vamos a jugar un poquito con él. 

Lo más bontio de esta historia es que Otis (antes Pancho) fue adoptado en Arco da vella. 


Cuando Aldabra y yo nos enteramos de la noticia nos pusimos muy muy contentos.

Y de momento eso es todo amigos.
 Lametones a discreción.

3 comentarios:

peke dijo...

Otis semella moi simpático e amable. Lindo, coma ti.

Rubén Xixón dijo...

Qué guapos son todos!!
Un abrazo fuerte, fuerte.

Asun dijo...

¡Qué suerte tuvo Otis!

Y tú también de ser su amigo, porque seguro que si algún día tienes una contractura Jesús te dará un masajito, y como nuevo jejejejeje.

Besitos míos y de Tara.